Noticias

Entérate de las últimas noticias de la Superintendencia de Economía Popular y Solidaria

Entrevista a Fernando González, gerente general de Mutualista Azuay

“Pasar al control de la SEPS está siendo un proceso fluido, tranquilo y de mucha apertura”


El pasado mes de mayo, en cumplimiento de la Ley, las mutualistas del Ecuador entraban a formar parte de la economía popular y solidaria y, por tanto, su supervisión era asumido por la SEPS. El gerente general de la Mutualista Azuay, Fernando González, explica en esta conversación qué repercusiones ha tenido este proceso.

 

¿Cómo se define una mutualista?

Una mutualista es una institución financiera enfocada en la solución de los problemas de vivienda, de sus clientes y socios. Tiene la potestad de otorgar créditos y emprender proyectos inmobiliarios. Adicionalmente ofrece los servicios propios de una institución financiera común como créditos de consumo, microcrédito o tarjetas de crédito. La actividad de las mutualistas desde su nacimiento, hace 50 años, gira en torno a la vivienda, tanto en la parte financiera como en la parte constructiva. Creo que se puede certificar que ha sido el tipo de entidad que ha ofrecido, durante más de medio siglo, un servicio continuado e ininterrumpido de crédito para vivienda y de construcción de soluciones habitacionales. Eso ha tenido un impacto muy positivo en el desarrollo de las comunidades.

 

¿Qué ha supuesto para las mutualistas el paso de estar controladas por la Superintendencia de Bancos a depender de la Superintendencia de Economía Popular y Solidaria?

Con la expedición del Código Orgánico y Financiero, en el cual participamos muy activamente, logramos incorporar aquello que hacía referencia a la naturaleza jurídica de las mutualistas. Fue un proceso de transición bastante limpio, en el que hubo una gran apertura por parte de las autoridades. Ahora hemos entrado en una fase que podríamos denominar de conocimiento mutuo: para nosotros las políticas e incluso el estilo de control de la SEPS difiere de alguna manera de los de la SB. Considero que para la SEPS también está siendo un proceso de conocimiento de lo que son las mutualistas, pues somos una figura jurídica, en palabras del Superintendente de Economía Popular y Solidaria, de naturaleza híbrida con elementos propios de una sociedad de capital como sería un banco, y elementos propios de una cooperativa. A nuestro juicio la mutualista rescata los elementos positivos de ambos modelos.

 

¿Qué elementos tienen las mutualistas de cada uno de estos modelos?

Nuestros certificados de aportación son muy similares a las acciones de una sociedad de capital, lo que contribuye a que nuestros socios tengan un importante interés en la marcha institucional, pues de por medio están también sus intereses económicos. Los socios de la mutualista tienen derecho inclusive a participar en los resultados de la gestión a prorrata de sus certificados de aportación; sus certificados son certificados no redimibles y son representativos de su participación, tienen derecho al 100% de los resultados en lo que les corresponde e incluso son documentos que se pueden negociar a través de la bolsa de valores. Esto nos asemeja a una sociedad de capital tipo banco. Por otro lado, el socio tiene un solo voto independientemente del número de certificados que posea, que es un elemento constitutivo de una sociedad de personas. Poseemos por tanto aspectos ambos modelos. Sumados ambos tenemos un sólido gobierno corporativo, socios interesados en apoyar la gestión institucional y, por otro lado, clientes que sólo desean acceder a nuestros productos y servicios. Quiero subrayar que nos sentimos cómodos en el sector de la economía popular y solidaria porque las mutualistas somos una sociedad de personas y es el espacio en el que nos corresponde estar. Mantenemos excelentes relaciones con las organizaciones del cooperativismo y aspiramos a formar parte muy pronto de la Asofipse y desde nuestras distintas perspectivas trabajar de manera consensuada.

 

¿En qué aspectos tuvieron que hacer un mayor esfuerzo para adaptarse a la nueva situación?

Todo cambio implica resolver cosas que a veces son de detalle o de forma, como los reportes o los canales de comunicación con la SEPS, que son diferentes. Se han establecido implementaciones progresivas en cierta normativa como las normas de riesgo. Está siendo un proceso fluido, tranquilo y de mucha apertura.

 

¿Afectó este cambio al sistema de gobierno interno de las mutualistas?

A mi juicio el gobierno institucional ha experimentado cambios más de carácter formal que de fondo. Anteriormente contábamos con un directorio con atribuciones muy semejantes a las del actual consejo de administración. Y en lo que tiene que ver con el actual consejo de vigilancia, similares funciones cumplía el antiguo comité de auditoría. Hay matices de diferencia, hay algunas atribuciones que difieren, pero en esencia el consejo de administración es el que establece las directrices de la organización y el consejo de vigilancia monitorea, controla la marcha institucional y audita los procesos. En mi percepción, ha habido una continuidad en el trabajo institucional.

 

¿Qué recomendaría al organismo de control respecto de las mutualistas?

Aspiramos a que la figura de las mutualistas sea más ampliamente conocida por quienes manejan el control. Sería muy positivo que un equipo mínimo de uno, dos o tres funcionarios de la SEPS se especialicen en el mutualismo para que la normativa y el control que se nos aplique considerando las diferencias que tenemos con las cooperativas. Este conocimiento debería ser tanto técnico como estratégico para poder formular propuestas encaminadas hacia el fortalecimiento del sector.

 

Una de sus solicitudes ante el Superintendente de Economía Popular y Solidaria fue que se fomente la creación de más mutualistas en el Ecuador. ¿A qué obedece esa petición?

Hace años el número de mutualistas en el país fue significativamente mayor y así se lograba atender la demanda del público. Consideramos que hay campo de acción para muchas más mutualistas. Existe en el país un déficit habitacional importante y tanto el financiamiento como la parte constructiva requieren de muchas manos y de muchas entidades especializadas. Adicionalmente existen remanentes que quedaron tras los procesos de liquidación de algunas mutualistas que desaparecieron y quisiéramos que esos recursos se canalicen hacia la constitución de nuevas entidades que contribuyan a resolver el acuciante problema de la falta o mejoramiento de la vivienda.

  • Compartir en:

ConoceMás

iconPreguntas Frecuentes

A través de este espacio, Ud. podrá efectuar consultas, sugerencias, felicitaciones y reclamos sobre información, servicios y trámites.

Ver más
iconPublicaciones

Encuentre las publicaciones emitidas por la SEPS y las presentaciones de las Síntesis de II, II y IV Jornadas organizadas por la SEPS

Ver más
iconMultimedia

Sección de Videos y Fotografías correspondientes a los hechos relevantes de la Superintendencia

Ver más
iconProductos Estadísticos

Boletines y estadísticas de los diferentes segmentos financieros e información sobre el sector cooperativo, asociativo y comunitario

Ver más